TARTA LIBANESA DE MANZANA CON PASTA FILO

Una receta de Esther Rodriguez
De nuevo una tarta-colaboración, receta de mi hermano y mi cuñada. La inspiración vino de la página hogarmanía, y está basada en un postre de Bruno Oteiza. Aunque la original lleva agua de azahar, en esta se sustituyó por un almíbar ligero de limón. La tomamos como postre en un estupendo almuerzo familiar, y estamos deseando repetirla. Sólo había usado la pasta filo hasta ahora en recetas saladas. Pues bien, da unos resultados espléndidos para recetas dulces ya que no aporta dulzor alguno, pero sí un agradable crujiente. Se sirve acompañada de una crema pastelera blanca y se puede añadir helado de nata o vainilla. Aquí va la receta.

Ingredientes:
14 láminas de pasta filo
1 lámina de hojaldre redonda
4 manzanas reinetas (o tus favoritas)
100 gramos de mantequilla
50 gramos de azúcar
Para el almíbar:
100 gramos de azúcar
el zumo de un limón
un vasito de agua
Para la crema pastelera blanca:
50 gramos de harina de maíz refinada
100 gramos de azúcar
4 claras de huevo
1/2 litro de leche
la piel de medio limón
una rama de canela.

Preparación:
Precalentar el horno a 180 grados. Para la tarta empezamos untando un molde redondo con mantequilla. Pelamos las manzanas y las cortamos en láminas finas. Dejamos las láminas separadas por manzana, en cuatro partes, porque cada una de ellas será una capa de la tarta. Derretimos la mantequilla. Empezamos a forrar el molde con cinco laminas de pasta filo dejando parte de las hojas que sobresalgan del molde. Cada lámina se pincela con la mantequilla derretida cuidando especialmente de las partes que sobresalen para que no se endurezcan. 
Con un tenedor pinchamos la lámina de hojaldre y la colocamos encima de la pasta filo. Volvemos a cubrir con dos hojas más de pasta filo igualmente dejando que sobresalgan. Pintamos con mantequilla y colocamos las láminas de manzana en toda la base. Espolvoreamos con azúcar y ponemos algo más de mantequilla derretida. Doblamos los sobrantes de pasta filo hacia dentro. 
Volvemos a colocar otras dos capas de láminas de pasta filo de la misma forma, ponemos mantequilla y una nueva capa de manzanas en láminas, espolvoreamos con azúcar y volvemos a pincelar de mantequilla y cerramos las puntas hacia dentro. 
Así hasta hacer cuatro pisos de filo y manzana, calculamos una manzana por cada piso.
Colocamos una última lámina de pasta filo doblada en cuatro en el centro del molde siempre pincelando previamente con mantequilla, espolvoreando de azúcar y llevamos al horno unos 25 minutos. 

Para el almíbar ponemos en un cazo a fuego suave el agua, azúcar y zumo de limón y dejamos que espese ligeramente. Nada más sacar la tarta del horno se rocía con el almíbar, con cuidado de no romper las hojas. 

Para la crema pastelera blanca. Infusionar la leche con la piel del limón y la canela. Mezclar en un bol el azúcar con la harina de maíz y las claras. Incorporamos la leche al bol mezclamos y volvemos a poner la mezcla en el cazo. Retiramos la canela y la piel del limón y llevamos a fuego suave removiendo constantemente hasta que espese. Hay que tener en cuenta que al enfriar espesa aún más. Pasamos a un bol y dejamos enfriar cubriéndola con un film transparente pegado a la superficie para que no se forme costra.

Servimos la tarta con una cucharada de crema. Espero que la disfruten como nosotros.
¡Hasta la próxima!

4 comentarios:

  1. Hola guapísima !!!
    Esther me ha encantado esta tarta, por lo fácil y por lo riquísima que tiene que estar. Mañana mismo compro la pasta filo, de este finde no pasa.
    Ya te contaré.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  2. Qué delicia de tarta, me guardo la receta.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Tiene un aspecto de lo más apetitoso, seguro que está riquísima.

    ResponderEliminar
  4. Juntar en una tarta la pasta filo y manzanas es una combinación ganadora para mí. Me encantan estas tartas tradicionales y de sabores claros.

    Creo que me atreveré a hacerla.

    Un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos. Nos encanta recibir visitas, aunque por falta de tiempo muchas veces solo contestamos a las preguntas, pero leemos todos tus comentarios con cariño e interés.