miércoles, 21 de septiembre de 2016

TARTA DE STAR WARS.

Star Wars Cake

¿Lo complicamos un poquito mas?  ¿Y si ponemos una nave del Halcón Milenario que intente sobrevolar la tarta?...así comienza el proyecto para mi nieto de Hugo que este año cumple 8 años.
Un proyecto donde todos participamos y tengo que confesar que cada vez la participación de Cecilia en las tarta del niño es mayor. Este año hizo  además  los dos personajes, el robot y Yoda . Cecilia es la madre de Hugo,  experta en montarle las fiestas temáticas mas divertidas del mundo mundial  y con todo lujo de detalles; Golosinas, salados, juegos, foto cool, piñata, regalitos, no deja detalle a la improvisación, lo único que no logra controlar el resultado  es la tarta.
Este año me dijo desde junio que la tarta sería algo sencillo, solo cubierta con estrellas y el logo de Star Wars, pero cuanto mas me preocupaba por buscar ideas sencillas, mas me apetecía hacer una estupenda nave espacial supersónica.
Cake Star Wars
El mítico Halcón Milenario se apoderó de mi y la siguiente vez que tocamos el tema me atreví a plantearlo.. ¿Y si le hacemos una nave que sobre vuele la tarta?  Me miró como diciendo...¡Estas loca! igual que mi hija. Confieso que no fue sencillo, no salió a la primera, necesitamos dos intentos, porque no teníamos referencias de cómo hacerla, así que todo fue a base de ensayo error y vuelta a empezar.
Hacer la base de cereales para luego cortar la forma, recubrirla con chocolate blanco, fondant y diseñar circuitos y cables, antenas y propulsores se resistió bastante. Buscamos en internet una plantilla de la verdadera nave, la imprimimos en papel del tamaño que mas o menos queríamos y a partir de ahí empezamos a trabajar con varios días de antelación. Terminamos los circuitos de cables blancos con glasa para poder hacerlo con un trazo aún mas fino que el que nos permite el fondant. Y por último buscar una inclinación y con una sola brocheta conseguir que se mantuviese firme durante horas sin ningún problema.
Ya estaba la tarta, ahora solo nos faltó completar la mesa dulce, con magdalenas, rocas de chocolate como si fuesen meteoritos, polos de hielo a modo de espadas laser, nubes pintadas como soldados del imperio, galletas de almendra, y golosinas.
El bizcocho fue de plátanos y nueces y el relleno de una crema muy ligera de merengue suizo y chocolate.

BIZCOCHO DE PLÁTANOS Y NUECES

INGREDIENTES para un molde de 22-23 cm.

200 gr. mantequilla
200 gr. azúcar
4 huevos
3 plátanos maduros
1 limón
50 gr de leche
470 gr.  harina
1 cucharada  de polvos royal
½ cucharadita de sal
½ cucharadita de bicarbonato
70 gr. de nueces picadas

Preparamos el molde untándolo con mantequilla y harina para que no se pegue.
Primero mezclamos los ingredientes secos, la harina, la levadura royal, la sal y el bicarbonato.
Ponemos la mantequilla con el azúcar a batir, mientras separamos los huevos, porque montaremos las claras a punto de nieve, para incorporarlas mas tarde.
A la mantequilla batida con el azúcar y una vez esté espumosa le añadimos las yemas una a una, no incorporando la siguiente hasta que esté integrada totalmente la anterior.
Aparte hacemos un batido con los plátanos, el zumo de limón y la leche.  Ahora añadimos una parte del batido, una parte de la harina mezclada, de nuevo el batido y al final el resto de la harina. Por último añadimos las claras montadas a punto de nieve poco a poco y siempre envolviendo no batiendo. Para terminar con las nueces.

Al horno mas o menos 45 minutos a 170º
Un pequeño trocito que pude rescatar antes que terminasen con ella.



miércoles, 14 de septiembre de 2016

BOLITAS DE GALLETA, COCO Y LECHE CONDENSADA

Hoy traigo una receta cargada de añoranza. Una receta facilona y conocida que trae, al menos a mi mente, infinidad de recuerdos de mis tías, mi madrina, mi madre... Tardes de verano en las que nos entretenían con este tipo de elaboraciones tan apropiadas para iniciar a los niños en las tareas culinarias. Y, ha sido un día de evidentes señales de final del verano, final de las vacaciones, con atascos por la mañana y una tarde más bien gris. Día de despedida de los sobrinos que vuelven a sus puntos de origen, demasiado lejanos, después de compartir unos días muy intensos todos juntos. Día de lagrimitas, en fin. 
He recordado esta receta gracias a Malala, la madre de mi amiga Macu, que las sigue haciendo para sus hijas y nietas. Siempre reitero ¡qué suerte tienen! y no me canso. 
Ingredientes:
300 ml de leche condensada
200 gramos de galletas tipo "María"
80 gramos de coco y un poco más para rebozar.
Preparación:
Triturar las galletas, mezclar con la leche condensada y con el coco y remover hasta integrar. Pasar a un recipiente plano donde pueda extenderse la masa con dos o tres dedos de altura. Refrigerar unas horas.
Sacar de la nevera y con ayuda de un cuchillo afilado marcar cuadraditos regulares sobre la masa. Separar con ayuda de dos cucharas cada porción o cuadrado y con las manos formar la bolita.
Rebozar en coco y listas. Pueden colocarse en cápsulas mini de magdalenas.
Feliz regreso a mis niños a sus obligaciones, feliz regreso a las rutinas para todo el mundo.
¡Hasta la próxima!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...